manos dormidas al bajar de la bici manos dormidas al bajar de la bici

4 ejercicios para evitar las manos dormidas al bajar de la bici

Escrito por Forum Sport

¿Tienes las manos dormidas al bajar de la bici? Para evitar esta situación tan molesta hay algunos ejercicios que te pueden ayudar. Y, por supuesto, en este post te los mostramos. Si no tienes la mano dormida, ¡dale al clic! 😉


Estos ejercicios los podrás hacer en cualquier momento y en cualquier lugar y si les añades un estiramiento de la zona cervical hacia un lado se producirá más estiramiento del nervio. ¡Dedica unos minutos a estirar antes de empezar la carrera!

Si continúa tu problema y continuas con las manos dormidas al bajar de la bici, no dudes en ponerte en contacto con un fisioterapeuta.

 

1. Ponte las gafas: Estiramiento del nervio cubital

 

manos dormidas al bajar de la bici

 

De pie y sin encoger el hombro, flexionar el codo con la palma de la mano hacia arriba y hacemos como si nos pusiéramos unas gafas al revés, la sensación de tirantez te indicará que el ejercicio es correcto.

 

2. Segundo estiramiento para no tener las manos dormidas al bajar de la bici

 

manos dormidas al bajar de la bici

 

Sentados en una silla ponemos el brazo separado del cuerpo a 90º. Estiramos el codo hacia arriba como si empujásemos el techo con la palma de la mano. Repetimos 10 veces y mantenemos también 5 segundos cada posición.

 

3. Tercer estiramiento para no tener las manos dormidas al bajar de la bici

 

estiramientos

 

Sentados en una silla ponemos el brazo separado del cuerpo a 90º, y en esta posición estiramos el codo con la palma de la mano hacia arriba y flexionamos el codo con la palma de la mano mirando al techo. Hacemos 10 repeticiones y mantenemos 5 segundos la posición.

 

4. El último estiramiento

 

estiramientos

 

Sentados y apoyados en una mesa con la otra mano apoyada en nuestros dedos movilizamos el cubital estirando y flexionando el codo. 10 repeticiones y 5 segundos manteniendo la posición.

Disfruta todas tus salidas en bici y para que no vuelvas con dolores innecesarios te dejamos algunos consejos:

 

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *