ligamento cruzado anterior ligamento cruzado anterior

Ligamento cruzado anterior: cómo reducir la probabilidad de lesión

Escrito por Forum Sport

La rotura del ligamento cruzado anterior es una de las lesiones más temidas por las y los futbolistas, tanto por el dolor que provoca como por el tiempo que se requiere para su recuperación. En este post te contamos cómo suelen producirse este tipo de lesiones y qué podemos hacer para prevenirlas.

 

ligamento cruzado anterior

 

Una lesión de este tipo provoca que el jugador se pierda prácticamente toda la temporada y, aun así, no se garantiza la recuperación total de la movilidad. En muchas ocasiones se recomienda pasar por el quirófano si se quiere volver a competir al máximo nivel.

El ligamento cruzado anterior (LCA) es un importante estabilizador de la rodilla. Su función es la de limitar el desplazamiento de la articulación por encima de los límites anatómicos.

 

ligamento cruzado anterior

 

Cómo se producen estas lesiones

Su rotura, parcial o completa, se produce después de un cambio súbito de dirección.

Además, un 80% de este tipo de lesiones se producen sin contacto físico, y la mayoría de ellas durante el aterrizaje de un salto.

Sin embargo, aunque no tan frecuentemente, las lesiones del LCA pueden deberse a…

  • Un golpe en un lado de la rodilla, por una parada rápida combinada con cambio de dirección.
  • Una extensión extrema de la rodilla (hiperextensión).

La práctica de deportes como el baloncesto, el fútbol o el esquí es la causa más común de ruptura total o parcial del LCA.

Un sonido «crujiente» en el momento de la lesión es suficiente para sospechar a una posible rotura.

 

lesión

 

Automáticamente se presenta dolor severo y, tras pocos minutos, acostumbra a inflamarse la rodilla. Los síntomas serán ya claros si, al cabo de un tiempo prudencial, se sufre inestabilidad en la articulación de la rodilla.

 

Cómo reducir la probabilidad de lesión en el ligamento cruzado anterior

Los expertos recomiendan combinar entrenamiento de fuerza, pliométrico y de equilibrio, además de asesoramiento para aprender a saltar.

Los entrenamientos de fuerza mejoran el movimiento de la rodilla y los gestos bruscos, ayudando a reducir las lesiones de este tipo.

 

ligamento cruzado anterior

 

Estos entrenamientos deben ser complementados con otras prácticas de ejercicio:

  • Es necesario incluir entrenamiento pliométrico basado en la fuerza durante espacios muy cortos de tiempo para trabajar la musculatura: ejercicios de rebote, saltos en espacios cortos de tiempo…
  • Se recomienda también el entrenamiento de equilibrio.

También pueden interesarte estos tips para mejorar tu juego:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *